Conversión moto enduro eléctrica

Esta es una moto de enduro totalmente eléctrica convertida por un joven madrileño que ha destripado su vieja Yamaha de 250cc y la ha dotado de un potente motor eléctrico con el que ha logrado unas excelente cifras y que por desgracia se ha topado con los problemas de las autoridades para homologarla, os contamos todos los detalles de mano de su creador.



Siempre he estado vinculado a la tecnología con especial interés en mecánica y electricidad, mi padre ha trabajado muchos años como ingeniero industrial en proyectos de tracción y generación eléctrica, siempre compartiendo sus conocimientos conmigo. En mi adolescencia hice experimentos con modelos a escala radio controlados, coches, barcos, aviones, helicópteros, etc. siempre de propulsión eléctrica. Pude aprender los conocimientos básicos sobre baterías, motores, controladores, etc.


Hace 6 años empecé a investigar en internet las posibilidades de trasladar estos conceptos a la escala real. Siempre creí que una moto sería más económica de materializar y por tanto seguí la pista de aquellos innovadores fabricantes americanos que probaron suerte introduciendo motos off-road eléctricas en el mercado. Mientras tanto me formé como diseñador industrial y finalmente pude reunir el dinero y los conocimientos de electricidad, mecánica y diseño necesarios para desarrollar mi proyecto.


Durante este tiempo he ido actualizando mis conocimientos a la par que han ido apareciendo nuevos tipos de baterías y nuevos fabricantes de componentes más eficientes, de modo que he podido contrastar resultados, comparar experiencias amateur con productos comerciales y sacar mis conclusiones.

En un primer intento de ‘electrificar’ mi motocicleta de enduro, utilicé un motor sin escobillas de imán permanente que si bien estaba libre de mantenimiento, tenía un eficiencia un tanto baja y por tanto las prestaciones/autonomía eran cuestionables. Devolví el material al proveedor y me hice con un motor más convencional, de escobillas, pero mucho más eficiente y por tanto más potente.

En una próxima etapa equiparé el prototipo de un pack de baterías de litio para triplicar la autonomía y aumentar en un 50% la potencia, convirtiendo mi proyecto en una alternativa interesante desde el punto de vista comercial. Hoy por hoy, el único fabricante serio que vende algo parecido es la empresa suiza Quantya. Mi meta es superar la potencia y la autonomía de éste producto para llamar la atención de los fabricantes que quieran aventurarse en este tipo de proyectos como está haciendo la austriaca KTM con su prototipo “Zero Emissions”

 


1 Comment responses

  1. Avatar
    October 25, 2011

    Interesante aportación, mi más sincera enhorabuena!
    ¿Podrías decir donde has encontrado las baterías y cuanto cuestan? Además ¿cuanto te ha costado en total? Me gustaría probar con alguna de mis motos (tengo una Zip 50, una Rieju RS50 Matrix, una scooter Sachs y una Honda Sky 50).
    Gracias!!

    Responder

Deja un comentario