Primera toma de contacto con los modelos Zero Motorcycles 2011: La S y DS

El día de hoy ha sido muy intenso y hemos tenido la oportunidad de dar una vuelta por los alrededores del circuito de Zero con la S y la DS. La circulación ha sido por un entorno boscoso y residencial con carreteras estrechas y continuos desniveles, un lugar totalmente diferente a las tranquilas y llanas carreteras de la costa donde hemos sacado todo el potencial de las motos.



La primera que hemos cogido ha sido una S, una moto que ha cambiado radicalmente respecto a la versión 2010 que hemos probado hace unos días. Los materiales ha subido otro peldaño en cuanto a acabados con correcciones como la eliminación de la pieza de aluminio que unía las dos partes del “depósito” y la adopción de una estética más “streetfighter” con un guarda-barros pegado a la rueda a lo que tenemos que unir una posición de conducción mucho más cómoda que en el anterior modelo gracia a un manillar ligeramente más alto y un asiento con una menor altura al suelo.


Ahora podemos distinguir claramente la S de la DS ya que además del diferente guarda-barros, la DS monta unas suspensiones con mucho más recorrido que la S y que provoca una altura del asiento bastante elevada, ya que mientras que la S ha bajado hasta los 83.2 centímetros, la DS se eleva hasta los 90.8, disponiendo ambos modelos como opción de un asiento que rebaja esta altura.


En cuanto a las sensaciones de conducción lo primero que nos llama la atención es el absoluto silencio a la hora de rodar gracias a la adopción de la correa en lugar de la cadena, un cambio que da otra vida a las motos y que produce una agradable sensación a sus mandos. Además de esta característica, la correa elimina uno de los pocos mantenimientos que debe tener la Zero ya que esta tiene una esperanza de vida similar a la de la moto.


La aceleración sigue siendo muy progresiva y no notamos grandes diferencias respecto al modelo del 2010, tal vez motivado por la ausencia total de ruido que puede provocar una sensación menor de aceleración. Al igual que el anterior modelo, la S 2011 dispone de una salida muy progresiva y comienza a empujar con fuerza a partir de los 20-30km/h. Según Zero puede llegar a alcanzar una velocidad punta de 108 aunque hoy no hemos podido pasar de 104km/h.


En cuanto a la autonomía, después de un recorrido con una conducción muy rápida y continuas aceleraciones y frenadas, al llegar a nuestro destino veo que hemos recorrido 21.2km y nos queda algo menos de media carga, por lo que haciendo una estimación con una conducción algo eficiente no será muy complicado superar los 70km con cada carga gracias a que esta generación el pack ha crecido un 12,5% respecto a la anterior a lo que se une una mejor gestión energética.


Nos ha gustado el nuevo sistema para medir la cantidad de energía que nos queda en la batería y es que al contrario que en los anteriores modelos que nos hacían un cálculo en tiempo real según el consumo, ahora simplemente nos dice cuanta electricidad nos queda en la batería por lo que al contrario que en la 2010 no veremos desaparecer por completo la barra en aceleraciones extremas si no que bajará más rápido.


Una de las muchas novedades de esta gama 2011 es la posibilidad, como opción, de instalar una entrada del formato SAE J1772 lo que nos permitirá recargar en los puntos habilitados para los coches y no limitarnos a las salidas para las motos. Se trata de un accesorio y su precio rondará los 500 euros. Podemos encontrar otras muchas opciones disponibles como una pequeña pantalla deflectora, un juego de alforjas e incluso podemos montar un set de luces tipo LED.


Los neumáticos son otro de los muchos elementos mejorados ya que por ejemplo la S monta unos Bridgestone 110/70 de 17 pulgadas en la rueda delantera y 130/70 17″ en la trasera. Las suspensiones también han sido revisadas y la DS montará unos Fastlane en la rueda delantera y como opción podremos montar unos excelentes Fox multiregulables con depósito externo, eso si, con un sobre coste.


En resumen, una nueva generación que llega cargada de novedades de una joven y dinámica empresa compuesta por gente que les gusta lo que hacen y que han llegado para quedarse. Está claro que su precio no es para nada económico y que son muchas las limitaciones que todavía deben mejorar, pero la evolución es imparable y además este año por fin podemos decir que además de ser buenas motos, por fin lo parecen.

Unas fotillos:

Un curioso prototipo usado por los ingenieros y mecánicos para las pruebas.

Un buen puñado de baterías.

De visita por la fábrica de Zero.

Los pilotos de motocross se lo han pasado en grande.

Y uno más contento que un niño en la noche de Reyes.


Energas renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment