Open top menu

Prueba a fondo Zero S 2010: Parte 1


A las puertas de la llegada de la nueva y renovadísima generación de motos eléctricas del fabricante norteamericano Zero, he tenido la oportunidad durante unos días de realizar una prueba a fondo del modelo S 2010, donde hemos podido comprobar las cualidades en uso real de una de las mejores motos impulsadas por electricidad del mercado gracias al distribuidor en nuestro país, SuzukaZero.



En esta prueba pondremos sobre la mesa datos reales de velocidad, autonomía, sensaciones de conducción y sobre todo como es la realidad de las motos impulsadas por electricidad en nuestras carreteras y ciudades donde en la mayor parte de las veces, encontrar un punto de recarga es un milagro.


Primeras impresiones:

Lo primero que analizamos es la apariencia de la moto, algo que todos conocemos y que no nos depara grandes sorpresas en vivo con un aspecto de supermoto que nos recuerda visualmente a la Ducati 796 hypermotard pero con un chasis de aluminio a la vista que le da una apariencia muy moderna. La altura del asiento es considerable y la comodidad dependerá mucho de nuestra medida pero con casi 1.70 me queda muy justo y en las paradas dejo caer un poco la moto a la derecha, a ello sumamos un manillar demasiado bajo resultando una posición un poco encorvada que puede resultar algo incómoda y que por suerte Zero ha corregido en las nuevas versiones.

El llamativo chasis de aluminio que da forma a un conjunto donde predominan los plásticos de buena calidad, aunque no llegan al nivel de las grandes marcas y parece ser uno de los aspectos que ha mejorado considerablemente Zero en la nueva generación. Por supuesto nada que ver con los modelos de fabricación china de los que la separa todo un mundo. Tal vez sería interesante, aunque sea como opción, dotar de luz diurna con tecnología LED en lugar de la halógena y que nos ayudará a ahorrar unos preciosos vatios.


La conducción:

Movernos con una moto eléctrica por la ciudad es una experiencia muy divertida y sobre todo tremendamente adictiva ya que la entrega de potencia la convierte en la reina dentro del tráfico e incluso su potente motor nos permite movernos sin problemas por los tramos de carretera interurbanos sin riesgo a que nos arrollen los camiones. La salida es bastante progresiva, personalmente me gustaría que la entrega de potencia fuese un poco más lineal, ya que es una de las ventajas de los motores eléctricos. No es hasta alcanzar los 30-40km/h donde saca todo su genio y es cuando aprovechamos a fondo los 31cv de potencia máxima que le dota de una tremenda recuperación que nos permite pasar de los 50 a los 80km/h en unos pocos metros.


Podemos equipararla con una moto gasolina de 400cc con la ventaja de que la Zero nos permite acelerar de forma agresiva dentro de los cascos urbanos sin llamar para nada la atención y sin necesidad de echar mano del cambio. Eso si, un dedo siempre en el claxon ya que para los coches somos casi invisibles siendo el ruido de la cadena lo único que desentona en el conjunto, otro de los elementos corregido en la nueva generación.


Los frenos llevan discos taladrados y nos detienen sin problemas por muy dura que sea la frenada y a pesar de ello es otro de los elementos que Zero ha mejorados en los modelos 2011. Será un componente muy utilizado ya que como hemos comentado, los demás conductores no nos perciben y tendremos que hacer uso de ellos mucho más a menudo que en una moto con motor a combustión que anuncia su llegada muchos metros antes, es algo a lo que el conductor de un vehículo eléctrico debe acostumbrarse lo antes posible por su propia seguridad.


A mejorar:

Del conjunto echamos de menos una mayor comodidad del asiento que resulta algo duro y tiene una forma ligeramente cuadrada. Uno de los aspectos más criticados de este modelo es la altura del asiento que unido a un manillar demasiado bajo tiene como resultado una posición de conducción algo encorvada. En ese aspecto Zero ha tomado nota de las quejas de los usuarios y ha modificado estos aspectos en los modelos del 2011, rebajando la altura del asiento y aumentando unos centímetros la del manillar lo que da como resultado una posición mucho más cómoda.

Uno de los defectos es que si necesitamos realizar una recarga fuera de casa tendremos que buscarnos la manera de llevarnos el cable encima, y como se trata de una naked no nos queda otra que agudizar la imaginación para poder hacerlo ya que a diferencia de un scooter, en este tipo de motos no hay sitio ni para guardar la documentación. Una de las soluciones que nos sugieren desde Zero es alojarlo en el lateral izquierdo donde se encuentra el cargador, pero se trata de una solución que no nos inspira confianza por lo que no nos queda más remedio que llevarlo en el bolsillo de la chaqueta.


Otro de los elementos a actualizar es el acelerador que se muestra ligeramente impreciso y que provoca que cuando necesitemos algo más de potencia en circulación esta entra de forma un poco brusca y nos de un ligero tirón, aunque por otro lado nos hay que recordar que es otro de los muchos elementos mejorados en la nueva versión.

Por supuesto el cambio más importante será el de la sustitución de la sucia y ruidosa cadena por una correa, lo que redundará en una circulación incluso más silenciosa y la eliminación de uno de los pocos componentes que necesitan mantenimiento. Por suerte, la versión 2011 ya cuenta con ella. Y como última petición algo que muchos habéis comentado en anteriores entregas, la necesidad de homologar, y preparar, la S para poder llevar a un pasajero, algo que a primera vista no parece demasiado complicado de realizar.

En la próxima entrega os hablaremos de las prestaciones reales, os mostraremos algún vídeo donde compararemos a esta fantástica moto eléctrica con la referencia del mercado, la Vectrix, y veremos cual es la autonomía real en diferentes condiciones de conducción, tanto eficiente como conducción rápida.

Prueba a fondo Zero S 2010: Segunda parte


Energas renovables

1 Comment responses

  1. Avatar
    March 10, 2011

    .. el cable de la toma se aloja en el agugero del chasis previsto a tal efecto. Nada de “cable en el bolsillo” por Dios!
    Mas info en http://www.zeromotorcycles.com

    Reply

Leave a comment