EMIC CONVEHIDOR, el cambio de baterías para motos eléctricas


Durante el pasado salón del automóvil y los combustibles ecológicos de Valladolid hemos tenido la oportunidad de charlar con los responsables de uno de los sistemas más interesantes relacionados con el sector de la movilidad eléctrica. Se trata de EMIC CONVEHIDOR (Consorcio del Vehículo Eléctrico e Híbrido de Dos Ruedas)  una iniciativa de empresas entre las que podemos encontrar Ecomotive Innova, el grupo Saft, Jofemar y el Instituto Tecnológico de la Energía, que han juntado fuerzas para poner en marcha un proyecto que quiere transformar nuestra movilidad por un modelo más sostenible.

Uno de sus primeros frutos ha sido el sistema EMIC CONVEHIDOR, un interesante formato de baterías extraibles desarrolladas por Saft y fabricadas en Reus, que permite a los particulares disfrutar de un sistema flexible por el cual podremos subir la batería a nuestra vivienda para recargarla, y también servirá para las empresas que podrán disponer de una autonomía diaria casi ilimitada. Pero sin duda la gran estrella de este proyecto es la estación de cambio de baterías desarrollada por Jofemar, que nos permite reproducir a pequeña escala el sistema de cambio de baterías de Better Place, y donde podremos sustituir nuestra batería descargada por una nueva en cuestión de segundos.

 

Estas baterías están formadas por packs con una densidad de 600 Wh y un peso de apenas 4 kilos cada una, que nos proporcionan una autonomía aproximada de unos 25 kilómetros con cada carga y gracias a su tamaño compacto, la moto podrá albergar diferentes packs siendo el espacio disponible la única limitación, pudiendo en cada momento el conductor sustituir o recargar cada uno de forma independiente tanto mediante la estación de cambio de baterías, como con un sistema de recarga clásico.

Sin duda uno de los sectores que mas partido sacarán de este sistema serán los profesionales y las instituciones, que uniendo el sistema de baterías modulares, con la estación de cambio de baterías, podrán disfrutar de una solución de movilidad eléctrica real que les permita una circulación la 24 horas del día, y con ello reducir de forma importante su gasto en carburantes. Según los responsables del proyecto, un scooter medio dotado de este sistema supondrá un gasto de apenas 60 céntimos cada 100 kilómetros, a lo que sumamos la ausencia casi absoluta de mantenimientos mecánico, y con una autonomía casi ilimitada, nos da como resultado una solución Made in Spain de lo más efectiva.

 

Ahora lo que hace falta es que los fabricantes de motos eléctricas vean el potencial de este sistema, y comiencen a instalarlo en sus motos, un sistema que permitirá tanto a los que tienen un lugar donde recargar, como a los que viven en un edificio, poder disfrutar de la experiencia de conducir una moto eléctrica.

Fuente | Emic

 


Energas renovables

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment