VR Cross, una eléctrica de campo


La VR Cross es un modelo pensado sobre todo para aquellos que busquen un modelo para moverse por zonas complicadas, una moto de cross especialmente atractiva para aquellos que busquen iniciarse en esta disciplina pero al mismo tiempo quieran salir a las carreteras de forma legal.

Y es que la VR Cross es un modelo que podremos usar tanto en un circuito, en pistas de monte pero también como un transporte convencional ya que cuenta con sistema de iluminación y señalizaciones. Se trata de una alternativa sostenible y silenciosa que nos permitirá disfrutar de una conducción offroad de una forma silenciosa a la vez que divertida.

VR_Cross_2

Sin duda uno de los aspecto que más llama la atención de este modelo es su peso, apenas 95 kilos, una cifra que nos permiten disfrutar de una buena cifra de agilidad. En el tren delantero nos encontramos con una horquilla invertida Marzocchi Shiver con barras de 40 mm de diámetro, mientras que en la parte posterior vemos un amortiguador Sachs anclado al basculante por medio de un sistema de bieletas, un conjunto de garantía que le debería aportar una buena cifra de estabilidad y progresividad.

En cuanto al sistema de frenos, la VR Cross incorpora en la rueda delantera un disco de 260 mm de diámetro, con pinza de doble pistón y 200mm para la rueda trasera, un sistema de frenada que prescinde del freno de pié y gracias a la ausencia de un cambio de marchas, sus diseñadores han sustituido la maneta del embrague por el freno trasero, algo a lo que debemos acostumbrarnos.

VR_Cross_3

El motor de la VR Cross cuenta con una potencia nominal de 8.55 kW con un par motor de 30 Nm disponibles desde cero revoluciones, algo que nos permite disfrutar de una buena cuota de aceleración y recuperaciones que nos dará la impresión que llevamos una moto de mayor potencia, aunque la velocidad haya sido limitada por cuestión de mantener el consumo en unos niveles razonables y podremos alcanzar los 70 km/h.

La energía por su parte procede de un pack de baterías de litio de 52V / 40Ah, una pequeña batería que según sus diseñadores nos proporcionará 90 minutos de autonomía, aunque sin especificar la cantidad en kilómetros y que a groso modo podríamos estimar en torno a los 50 kilómetros, eso si, para recuperar la energía apenas necesitaremos 2 horas con un enchufe de 230V.

VR_Cross_4

En cuanto a su precio, VR ha puesto en marcha dos opciones que permitirán a cada usuario adaptar la compra a sus necesidades y presupuesto, y así podremos comprar la moto con la batería en propiedad, o alquilar esta, y de esa manera mediante la primera opción tendremos que desembolsar unos 7.100 euros, mientras que por la segunda el precio de compra bajará hasta los 4.300 euros, pero tendremos que pagar una mensualidad de 60 euros por la batería en un contrato de 5 años tras lo cual suponemos que nos cambiarán la batería por una nueva, un sobre coste de 900 euros respecto a la compra pero que a cambio nos permitirá renovar la batería dentro de 60 meses por una nueva que esperamos cuente con mayor capacidad.

Fuente | VR Bikes

No comments yet.

No one have left a comment for this post yet!

Leave a comment